El lago chubutense ha perdido  el 50% de su volumen. Se sospecha que la extracción de agua del río Senguer, que hace la industria petrolera ha incidido fuertemente para el achicamiento de la principal fuente de agua del sur de Chubut y Norte de Santa Cruz.

Un informe elaborado por el INTA Chubut ofrece datos científicos contundentes: en 1996 la extensión del lago era de 55.312 hectáreas, hoy solo tiene 21.431.

Las ciudades mas importantes del sur de Chubut y norte de Santa Cruz, se aprovisionan de agua de dicha fuente, pero no son los únicos, la industria petrolera también recurre al río Senguer para extraer el agua que necesita para el proceso de extracción de petróleo.

“Por un barril de petróleo se necesitan 10 barriles de agua” expresó el titular del Instituto Provincial del Agua de Chubut, Gerardo Bulacios en declaraciones formuladas al programa PAFF, que se emite en radios de la ciudad de Trelew.

La Fundación Patagonia Tercer Milenio al realizar las Jornadas de Construcción de una Nueva Alternativa de Provincia, recibió de los participantes datos aún mas preocupantes sobre la alta demanda de agua que la industria petrolera aplica sobre el Rio Senguer,principal aportante del ahora reducido Colhue Huapi. Situación sobre la que también se pronunció Bulacios, diciendo que: “el 90% de agua es del Senguer”, en referencia a la relación entre vías de agua y extracción de petróleo en el sur chubutense..

Escuchando a vecinos, dirigentes, productores, funcionarios del sur de Chubut y Norte de Santa Cruz que participaron de diferentes Mesas donde se debatió la problemática energética y productiva de la región,una vez mas aparece como protagonista el agua, como factor esencial y definitorio para el desarrollo de actividades socio económicas.

La falta del recurso en aquel momento era una percepción que los presentes ya manifestaban, ahora confirmada por el informe del INTA que da cuenta de la reducción de la superficie del espejo de agua.

Miguel Gortari, coordinador de aquellas jornadas en su condición de integrante de la FP3M, recordó que “la gente que participo en la misma identifica con claridad este problema”, enumerando luego algunas de las conclusiones que surgieron de aquel encuentro y que pueden encontrar haciendo en este vínculo. Por ejemplo  se dijo que: “El Lago Colhue Huapi está seco y el Lago Muster con bajo nivel y sufre contaminación porque las piletas decantadoras no dan abasto para el proceso necesario de consumo de esa misma agua. El agua viene muy turbia.”

Y en particular sobre la actividad petrolera se coincidió en que: “Existe un elevado y descontrolado consumo de agua por parte de la actividad hidrocarburifera. También contamina y esta sin control.

“En el Petróleo hay más cargaderos de agua de los que informan y no funciona el control del IPA. PAE tiene cinco cargaderos de agua potable. Su consumo para uso humano es de 39 m3/día. Sin embargo opera con 60 camiones de 30 m3 cada uno”, es otro dato en el que  coincidieron los participantes de las Jornadas en Sarmiento, en sintonía con los dichos de Bulacios en cuanto a la alta y descontrolada extracción de agua del Rio Senguer.

Miguel Gortari explicaba en PAFF , que en el codo del Rio Senguer, “desaparece un montòn de agua, concretamente hablaba que hay todo un sistema de bombeo de agua, de bombas que están dentro de un perímetro de seguridad que están prácticamente fuera de control, a pesar de que se conoce la existencia  de estas bombas , hablan de un numero que oscila entre 16 y 30 , aguas que está utilizando la industria  petrolera y que saca agua de ahí y esto , entre otras cosas, están agudizando el problema del agua en Sarmiento y en toda la cuenca del Senguer” .

La noticia del hallazgo de un avión en el Colhue Huapi, a raíz del achicamiento del lago, expresaba una tragedia del pasado y al mismo tiempo expuso el drama que viven los pobladores de toda la región, viendo como se convierte en desierto lo que hasta hace poco era una esperanza de producción. Revertirlo es urgente.