El SENASA (Servicio de Sanidad Vegetal y Calidad Agroalimentaria) se negó a dar información sobre la inocuidad del glifosato bajo el argumento de considerarla confidencial en su respuesta a la Justicia Federal de la Ciudad de Buenos Aires.