Darío Aranda

La ley 26.160 fue aprobada en 2006 y proponía que en tres años se debían relevar los territorios indígenas. Seis años después, el autor advierte que entonces sólo se finalizó el censo catastral de 12,5 % de las comunidades originarias. Y denuncia desmanejo de fondos, analiza el rol del INAI y el relato oficial y advierte sobre la violación de derechos.