El Gobernador de Chubut Mario Das Neves respondió a las presiones mediáticas del empresariado minero, exigiendo que expliquen como van a evitar la contaminación del agua y los acuso de estar “desenfocados”.

Los miles de millones de pesos que la megaminería se encargó de anunciar como inversión en proyectos extractivos, fue insuficiente al momento de desviar la mirada sobre dos aspectos que le preocupan el jefe de estado chubutense: agua y contaminación.

“Nunca van hablar de las cosas que nos interesan a nosotros que es el agua y la contaminación”, aseveró Das Neves a la prensa provincial, estableciendo las prioridades estatales chubutenses sobre la megaminería. En las últimas semanas se quiso imponer en la agenda provincial, desde el gobierno nacional, la actividad extractiva expresamente prohibida por la legislación vigente provincial. Ya lo había mencionado el Presidente Mauricio Macri para luego insistir con ello el Ministro de Energía Juan José Aranguren, que inclusive menciono el Proyecto Navidad como la solución a todos los males que la misma falta de política estatal provocó.

Los miles de millones de dólares tambièn estuvieron en boca del exCEO de Shell, quien repitiò las cifras que tambièn reflejaron en su momento los medios chubutenses.

Das Neves las calificó como “revoleo” de dinero, diciendo: “Siempre hacen la puesta en escena, que revolean miles de millones de pesos, que revolean no sé qué cantidad de trabajo. Pero nunca van hablar de las cosas que nos interesan a nosotros que es el agua y la contaminación”, determinó el mandatario provincial.

Desenfocados

El gobernador de Chubut, fue mas lejos, y los acusó de estar totalmente “desenfocados”, por intentar instalar a la megaminería como la única alternativa posible a la prosperidad y desarrollo de las poblaciones de la meseta central de Chubut.

“Si alguien cree que la minería va a salvar el destino de Chubut me parece que está desenfocado totalmente”, dijo Das Neves y a la futurología bienhechora la contrapesó recordando incidentes medioambientales gravísimos en otras provincias del país, donde los argumentos de radicación son un calco de los expuestos en Chubut.

Dijo que da “verguenza” lo sucedido en Jachal, y volvió a poner blanco sobre negro en el asunto indicando que:” La realidad es que cada una de estas actividades mineras que se han dado en el país nos dan la razón, porque incluso lo último de Jáchal es una vergüenza. Entonces me parece que eso es subirse a un discurso porque ostentan plata, me parece que hay que ser cuidadosos”.