Darío Aranda

Un fallo inédito determinó que la empresa agropecuaria Bajo Hondo S.A. tuviera que devolver 5.000 hectáreas al Pueblo Moqoit de Chaco. Detrás de esto, tres hechos inusuales: un juez aplicó la legislación indígena; revocó un fallo de primera instancia y ordenó restituir tierras a una comunidad originaria; y la empresa acató a la Justicia y devolvió las tierras.