Barricada TV

“Llueve oro, llueve oro” dicen los niños en el barrio Las Mercedes de La Matanza. Sin embargo, lo que llueve en el vecindario son enfermedades que muchas veces llevan a la muerte: “Yo soy el único sobreviviente de mi familia, perdí a todos” cuenta con impotencia Jorge Armoa, uno de los vecinos. “Ahí no vive nadie, se ha muerto toda la familia Coppotelli. En la familia Verón también se murieron todos, mamá, papá e hijos”, relata con frialdad Susana Aranda, vecina y querellante en la causa judicial contra la empresa. Para otros es convivir, como pueden, con las enfermedades que produce ese “oro” que pareciera caer del cielo: “Ese chico que ves pasar ahí con su familia tiene tu edad, pero no tiene tu suerte de ir a la universidad ni de conseguir trabajo, porque tiene cristales en sangre”.