Movimiento campesino indígena

Los Bosques Nativos esperan un mapa que los pinte de rojo para cuidarlos, amarillo para explotarlos o los sentencie a muerte definitiva un verde. Desde el Movimiento Campesino de Córdoba hemos abandonado la comisión técnica que trabaja en asignar esos colores. Sabemos que avanza una propuesta del gobierno provincial que implica cerca de dos millones de hectáreas de cambio de color que sufrirán desmontes. Lo que se presente entonces, a espaldas de la comunidad cordobesa y disminuyendo la expectativa de conservación de los bosques en más de la mitad. No nos representa, ya que no nos conviene a los campesinos ni al común de la sociedad cordobesa.