El glifosato, comúnmente conocido como por su nombre original Roundup tm (elaborado por Monsanto), es el herbicida más usado en todo el mundo. Muchas empresas en distintos países elaboran herbicidas a base de glifosato. La acción que hacen los herbicidas del glifosato se debe principalmente a su capacidad para bloquear la producción de aminoácidos esenciales en las plantas y algunos microorganismos a través de una vía llamada sikimato, que está presente sólo en las plantas. Por lo tanto, se vendió como “seguro” para los animales y los seres humanos.