Instalaron una planta con equipamiento de última generación para medir vientos, temperatura y humedad entre otros factores. Servirá para analizar la degradación de la tierra.