Ing. Sabino Mastrangelo

El objetivo esencial de cualquier política energética es garantizar el suministro de energía necesario para el desarrollo económico y el bienestar de la sociedad. En este sentido la política energética busca responder a cuestiones coyunturales, estructurando el futuro de un país o incluso de una región. La política energética es invariablemente una política pública y su actor principal es el Estado. Dicho de otro modo la política energética es una política de Estado por lo que su concepción e implementación se debe dar en ese ámbito.