Fabiana Arencibia

Para que pobres e indigentes hayan echado sus raíces dentro de la estructura social de Argentina ha sido necesario que otros, los menos, pongan sobre ellas la tierra de sus ganancias.