Naciones Unidas

Han pasado diez años desde que la economía mundial descubrió los peligros de la hiperglobalización. La interrupción repentina de los préstamos interbancarios en agosto de 2007, junto con el aumento del riesgo de contraparte, provocó fuertes ataques de nervios en los mercados financieros, sumió a varias instituciones financieras en una espiral de insolvencia y encendió la mecha de la Gran Recesión. La mayoría de los países todavía no han recuperado una trayectoria de crecimiento sostenible.