AQUELLOS QUE OBSERVAMOS LA DECREPITUD DEL SISTEMA SOCIAL, QUIENES ADVERTIMOS LA DELICADA LÍNEA ROJA POR LA QUE ATRAVIESA LA ECONOMÍA DESBARRANCADA POR EL SISTEMA FINANCIERO