El presidente Mauricio Macri llega a Jujuy para “potenciar” uno de los negocios más escandalosos, que impulsa junto al gobernador Gerardo Morales: la explotación del litio, un mineral clave a nivel global.