El 6 de julio del corriente año, un comunicado  del Ministerio de Relaciones, Comercio Internacional y Culto informaba a la población que el Canciller Felipe Solá y el Encargado de Relaciones Económicas Internacionales de dicha cartera, Jorge Neme, estaban por firmar un memorándum de entendimiento con el gobierno de la República Popular China para instalar
en la Argentina una serie de megafactorías de cerdos.